No te pongas inexpresivo con un bebé

Si fuéramos un marciano estudiando la forma en que los seres humanos se comunican con sus vástagos, descubriríamos que en tal comunicación se produce cierto grado de histrionismo, teatralidad, voces chillonas, vocales alargadas, como si los adultos tuvieran que comportarse como dibujos animados (o como Jim Carrey) frente a los bebés. Esa particular forma de hablar con los bebés, incluso, tiene su propia nombre: maternés.

Source: www.xatakaciencia.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s